Sistemas no democráticos - Totalitarismo, Autoritarismo y Dictadura

Los Sistemas No Democráticos
Los regímenes no democráticos se expresan con un ejercicio del poder de forma monopolista, sin límites ni control, por una persona o grupo de personas.
Perspectiva histórica del concepto:

Julio César
La primera referencia histórica a la dictadura es la Dictadura Romana, que se caracterizaba por transcurrir en períodos excepcionales (guerras, desórdenes públicos), y por estar sometida a plazo, tras el cual el dictador tenía que rendir cuentas. Sin embargo, durante la delegación éste tiene plena discrecionalidad.
Monarquía Absoluta Inglesa
El Estado Absoluto, la Monarquía Absoluta, es el siguiente ejemplo en la historia. El poder es ejercido sin quedar sometido a la ley o a ninguna otra norma (absolutus=desligado de la norma. El poder está en manos del monarca en virtud de un principio dinástico, que es lo que le otorga legitimidad, lo que se convierte en el derecho subjetivo del monarca a ocupar el poder (en contraposición a las dictaduras auténticas, en las que el dictador o dictadores carece por completo de legitimidad.
En el siglo XIX surgen otras dos matizaciones-aportaciones históricas al concepto de dictadura:
  • La de la teoría del constitucionalismo liberal, que identifica dictadura con régimen no constitucional.
  • La del marxismo, que introduce el concepto de dictadura del proletariado, para describir la naturaleza coactiva-represiva del proceso transitorio que precede al establecimiento de la sociedad ideal; este período tiene una finalidad revolucionaria.
  • En el siglo XX, la Revolución Rusa y los fascismos producen una nueva racionalización, una reformulación en el análisis de la dictadura.


La Dictadura de Franco en España
La Dictadura

La dictadura es una forma de gobierno que se caracteriza fundamentalmente por la falta de control democrático en la gestión pública.

En el último siglo, las dictaduras han surgido generalmente en momentos de crisis política y económica para hacer frente a movimientos revolucionarios de origen popular que representan un peligro para los intereses de las clases privilegiadas.

Es el gobierno que se ejerce fuera de las leyes constitutivas de un país.

Las dictaduras son ejercidas habitualmente (aunque no siempre) por militares (durante el siglo XX hay muchos ejemplos de ello: Adolfo Hitler en Alemania durante el auge del nacionalsocialismo, Benito Mussolini en Italia, Francisco Franco en España, así como los innumerables ejemplos que se pueden encontrar en Latinoamérica, África y Asia durante la segunda mitad del siglo XX).

Hay un tipo de dictadura que fue llamado por Marx dictadura del proletariado, que puede definirse como una forma de gobierno instituida por el proletariado una vez que se acaba con el régimen capitalista y se accede a todos los niveles del poder estatal; tiene por objeto consolidar la revolución socialista e impedir la restauración de la clase burguesa en el poder. La dictadura del proletariado es considerada como una etapa transitoria que dará paso a un de todo el pueblo, que es el primer paso para conseguir una sociedad comunista.


El Autoritarismo de Mao (China) y Stalin (Russia)

El Autoritarismo

El autoritarismo es una forma de organización social que se caracteriza por la sumisión a la autoridad, así como la administración de dicha autoridad. En política, un gobierno autoritario es aquel en que la autoridad política se concentra en un pequeño grupo de políticos.

Características

El autoritarismo se caracteriza por el poder altamente concentrado y centralizado que mantiene la represión política y la exclusión de rivales potenciales. Utiliza los partidos políticos y las organizaciones de masas para movilizar a la gente en torno a los objetivos del régimen.

Autoritarismo enfatiza ley arbitraria y no la regla de la ley, que a menudo incluye fraude electoral, las decisiones políticas que se hicieron por un selecto grupo de funcionarios a puerta cerrada, una burocracia que a veces funciona de manera independiente de las reglas, lo que no supervisan adecuadamente los funcionarios electos, y no para servir a los intereses de los grupos que supuestamente sirven. El autoritarismo también tiende a abrazar el ejercicio informal y no regulada del poder político, un liderazgo que es "auto-nombrado e incluso si es elegido no se puede desplazar por la libre elección de los ciudadanos entre los competidores", la privación arbitraria de las libertades civiles, y poca tolerancia significativa oposición.

Una gama de controles sociales también intentan sofocar la sociedad civil, mientras que la estabilidad política es mantenida por el control y apoyo de las fuerzas armadas, una burocracia integrada por el régimen, y la creación de lealtad a través de diversos medios de socialización y adoctrinamiento.

Sistemas políticos autoritarios pueden ser debilitados por "desempeño insuficiente para las demandas de la gente." Vestal escribe que la tendencia a responder a los desafíos del autoritarismo a través de un control más estricto en lugar de la adaptación es una debilidad significativa, y que este enfoque excesivamente rígido no "adaptarse a los cambios o para dar cabida a la creciente demanda por parte de la población, o grupos dentro de la sistema ". Debido a que la legitimidad del Estado depende de la performance, los estados autoritarios que no se adaptan pueden colapsar.

El autoritarismo se caracteriza por "la tenencia política indefinida" del partido gobernante o sentencia u otra autoridad. La transición de un sistema autoritario a una forma de gobierno más democrática que se conoce como la democratización.

John Duckitt de la Universidad de Witwatersrand, sugiere una relación entre el autoritarismo y el colectivismo, afirmando que ambos están en oposición al individualismo. Duckitt escribe que tanto el autoritarismo y el colectivismo sumergir los derechos individuales y los objetivos a los objetivos del grupo, expectativas y conformidades. Otros argumentan que el colectivismo, correctamente definida, tiene una base de consenso en la toma de decisiones, lo contrario del autoritarismo.

Figuras del Totalitarismo

El Totalitarismo

El totalitarismo es una forma de Estado, es decir, una forma de organizar los componentes de un Estado (territorio, población, gobierno, poder, justicia).

El totalitarismo no es simplemente una forma de gobierno, una organización en cuanto a las personas que ejercen el poder, es toda una forma de estado. Como forma de estado es de tipo no democrática y se caracteriza al igual que el autoritarismo en la falta de reconocimiento de la libertad y los derechos del hombre. Sin embargo, se diferencia del autoritarismo en que en el totalitarismo existe una negación de la libertad y los derechos individuales, desconociendo además la dignidad de la persona humana.

El totalitarismo sólo puede entenderse como la forma de dominación total específica de la sociedad moderna. Sólo aparece cuando las fuerzas sociales son ahogadas y sometidas a la opacidad.

Representa un proyecto de unificación, de fusión de la sociedad con el estado, un intento de dominio sin límites y sin derechos.

Considera el Estado como un fin en sí mismo, y por tanto lo maximiza, y debido a que el poder existe para el fin de las cosas, si consideramos al Estado un fin, estos dos componentes de la política son correlativos, como consecuencia un Estado más grande nos da un poder más grande. Así, el poder del estado totalitario lo puede todo porque el fin lo abarca todo. Mussolini graficó esto en el eslogan "todo en el estado, todo para el estado, nada fuera del estado, nada contra el estado". No es ya el estado para el hombre, sino el hombre para el estado.

El totalitarismo, en sus formas clásicas, el régimen de Hitler, el de Mussolini y el régimen ruso durante la vida de Stalin, fue una dominación instituida a partir de una interpretación delirante de la realidad y que utilizaba como medios la movilización social y el terror masivo. 

A pesar de las diferencias entre esos regímenes, compartían el hiperliderazgo, el partido único, la policía política como eje del sistema. Eran sistemas basados en la administración del terror, su motor funcional básico, hasta el punto de que los campos de concentración han sido la culminación de ese principio social. Todos encarnaban proyectos de dominio total sobre la sociedad.

En definitiva, esos totalitarismos clásicos son el límite extremo opuesto a la democracia, heteronomía frente a autonomía.

____________________________________
Videos






Otros videos

Estados Totalitarios
Fascismo
Nazismo
Stalinismo
CRÓNICA DE CHILE: Golpe de Estado contra Salvador Allende y dictadura militar de Augusto Pinochet
Dictadura Argentina
Dictadura Chilena - Tomas e imágenes
Dictaduras
Mi Lucha

____________________________________
Documentos

Dictadura, democracia, república: Un análisis conceptualTotalitarismo, dictadura y autoritarismo: Definiciones y re-definiciones
Intervención de la CIA en Chile
____________________________________
Fuente:  ASXLab   ASXKids

2 comentarios: